Por qué no consigues tus objetivos: las lecciones de un panadero para cumplir lo que te propones

lecciones de vida de un panadero

Cuando conocí a José me pareció una persona muy agradable y de buen trato y el tiempo me dio la razón. Con el confinamiento por la pandemia, su visita diaria por casa se ha convertido en el evento social del día.  Se trata del panadero cuyo trabajo me ha dado una lección de vida que hoy quiero compartirte.  

Ya se sabe que trabajar en una panadería es agotador. Es una labor dura porque se comienza de madrugada y todo el día es un sin parar. No se trata “solo” de hacer pan, sino de un trabajo creativo, de rapidez, de cálculo matemático, de gestión de tiempo, organización, limpieza y mucho tiempo de pié. 

José tiene una furgoneta blanca con la que reparte pan todos los días, incluyendo fines de de semana y festivos. Nunca falla y es muy puntual. Con la bocina del coche anuncia su llegada, de inmediato los perros ladran y avisados los vecinos, salimos a esperarle. Para cada cliente él tiene un trato cordial, afable y cuando saluda y dice buenos días creo que se dibuja una sonrisa en su cara y digo creo, porque no veo su rostro. Siempre va protegido con una mascarilla. 

Cada día su rutina consiste en levantarse muy temprano preparar los ingredientes y hornear pan, una vez listo, colocar el producto en su coche y repartir una parte a domicilio, ya que además él y su mujer tienen una tienda física en el centro del pueblo. Eso es por la mañanas, ya que por las tardes es otra cosa. 

Sin duda su vida es una historia de superación, esfuerzo diario, sacrificio y mucha dedicación que se resumen en dos palabras: rutina y disciplina, sin ellas no podría cumplir con su horario ni con sus clientes.

En plena transición digital este tipo de empleos parecería que se están extinguiendo, pero una cosa ha dejado al descubierto esta pandemia y es que la sociedad mundial tiene sus prioridades invertidas. Hay trabajos indispensables, mal remunerados y vistos como poca cosa pero sin los cuales la vida no sería posible. Solo ponte a pensar qué sería de la la raza humana si nadie recogiese la basura o si no hubiesen transportistas, agricultores, ganaderos y panaderos. Gran parte de esos procesos aún no lo pueden hacer los robots.

Dale un giro de tuerca a tus objetivos y adaptarlos a la nueva realidad 

No se si te ha pasado, pero yo tuve revisar nuevamente mis objetivos escritos al inicio del 2020. Como resultado tuve que tachar y borrar algunos, modificar y flexibilizar los tiempos en el calendario de otros,  pero eso no significa que me he quedado cruzada de brazos sentada frente a la tele viendo series en Netflix durante todo este confinamiento.

Los días en confinamiento se han vuelto repetitivos, la incertidumbre nos preocupa y los cambios en nuestra forma de vivir han sido radicales. Hay quienes están enfermos, otros han perdido familiares, amigos o su trabajo; millones están atrapados en países extraños sin poder volver a su país. Son situaciones difíciles que nos pueden provocar ansiedad, ataques de pánico o depresión pero el ser humano tiene una gran capacidad de adaptación y supervivencia. Así  lo demuestra la historia de la humanidad.

Hemos aprendido a vivir el día a día, seguimos rutinas básicas en confinamiento y en mi caso, no me he planteado a corto y mediano plazo grandes proyectos pero si objetivos más pequeños, realistas, simples y sencillos. Dicen los expertos que escribir todos los días una pequeña lista con las tareas diarias, es una forma de comenzar bien el día e inyectarle una nota de optimismo a nuestra rutina. Eso es lo hacemos en el registro diario de nuestro Bullet Journal. ¡Ah! una maravilla nuestra agenda Bujo ¿verdad?

Siempre que la situación lo permita no hay que perder de vista las metas trazadas, ya que por simples y sencillas que sean, hay que mantenerlas en la mirilla, como por ejemplo escribiendo esa una lista de tareas diaria con objetivos.

Esos objetivos hay que plantearlos de forma realista, ponerles fecha, que sean útiles y que sumen a nuestra vida y no nos agobien. Ya anteriormente te hablaba de cómo plantearnos objetivos siguiendo el método SMART y utilizando nuestra agenda Bullet Journal como herramienta. Sea cual sea la metodología que elijas, no desperdicies este tiempo y sácale todo el provecho posible a esta situación de encierro que temporalmente está siendo más flexible y menos restrictivo en España. 

Las lecciones de vida de un panadero

Gracias a la venta a domicilio de la panadería de José todas las mañanas hay en casa pan recién horneado. Mientras espero mi turno a ser atendida en la calle le veo trabajar. Él es un claro ejemplo de esas personas han sido imprescindibles en la crisis y cuyo trabajo en la cadena de valor es fundamental. Le observo desde la distancia y me doy cuenta que siempre tiene para cada cliente tiene un saludo afectuoso y con los niños tiene el trato especial y lleno de cariño, como si de un abuelo se tratara. 

Su furgoneta va llena de pan fresco, bollería, empanadas de atún y tomate, milhojas, donuts, mini pizzas y croissants. Cuando me acerco y siento ese aroma a pan recién horneado es como una ola aromática que inunda todo a mi alrededor y me dejo llevar por su olor. Esa mezcla de dulces, harinas, mantequillas y canela que me seducen y entonces es cuando quiero comprar de todo. Es como si todos mis sentidos se activaran a la felicidad. ¿Es posible eso? Sí, se trata de la felicidad de las pequeñas cosas. En confinamiento estos momentos adquieren más valor ¿no te parece?

Pues bien luego de ese paréntesis de olores gastronómico, te comparto mis reflexiones que surgen de esos momentos de espera para comprar pan y en los que me doy cuenta que si observamos a nuestra alrededor hay personas sencillas que en tiempos de pandemia, están dando una lección de humanidad y adaptación a las circunstancias que se viven.

¿Qué puedes aprender de un panadero para tu propia vida? 

  • A levantarte temprano bien dice el dicho que al que madruga Dios le ayuda.
  • A trabajar y luchar por nuestros sueños dando lo mejor de nosotros mismos.
  • A sonreír, porque una sonrisa lleva felicidad y hace más feliz al que la recibe.
  • A tener palabras positivas en nuestro vocabulario personal para cada persona. 
  • A tener metas y objetivos, por los que vale la pena levantarnos cada mañana con optimismo.
  • A diseñar una rutina diaria, que como por arte de magia, nos llevará a cumplir metas y a organizar mejor nuestro trabajo personal y profesional.
  • A ser responsables sabiendo que hay personas que dependen del trabajo que hacemos. 
  • A aprovechar las oportunidades por muy adversas que sean, siempre hay una luz de esperanza en medio de la oscuridad.
  • A ser puntuales y disciplinados para cumplir con la responsabilidad asumida. 

¿Añades alguno más? Y para ti ¿cómo están siendo estos días en confinamiento? ¿qué tal la estás pasando tu y los tuyos? Aquí desde mi casa y con este calorcito que avisa que ya está llegando el verano y la primavera que se nos va por la ventana, te mando mucho ánimo y mucha fuerza.

¡Ah! Un apunte final para compartirte. Pincha aquí en este vídeo y verás por unos minutos una reflexión que se llama La vida no es una línea recta. Es una invitación a vivir y aceptar la vida con subidas y bajadas, con contratiempos, barreras, retos y problemas, todo eso siempre será mejor a una vida lineal. Una invitación que tú también aceptarás y luego dirás ¡qué vivan los retos!

Hasta pronto,

Te recomiendo que también leas:

20 planes para hacer en casa durante el confinamiento

¿Por qué no preparas tu Bullet Journal durante el confinamiento?

El reto de crear en casa espacios para el teletrabajo o el estudio más allá de la pandemia.

Escrito por

Comparto lo que más me gusta: Bullet Journal, Scrapbooking y la papelería bonita.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s